jueves, 17 de mayo de 2012

New girl

Título: New girl
Intérpretes: Zooey Deschanel, Jake Johnson, Max Greenfield, Lamorne Morris, Hannah Simone, Justin Long, Kali Hawk
Emisión: 2011- (una temporada, no emitida en España)


Hay algo en Zooey Deschanel que me llama. No sabría decir qué es, pero desde que la redescubrí en (500) días juntos, es una de mis actrices preferidas. Hay quien no puede con ella de lo adorable que se esfuerza en ser en esos personajes que interpreta (está bastante encasillada, la verdad sea dicha), pero en mi caso, cuando me enteré de que iba a protagonizar una serie de televisión, me lancé a verla sin pensármelo dos veces.

La chica nueva del título es Jessica Day, alias Jess, una profesora de primaria bastante torpe y alocada que, al descubrir que su novio es infiel, decide mudarse a otro sitio, pues vivía con él. Ese sitio no es otro que un loft en el que viven tres amigos llamados Nick, Schmidt y Entrenador, que al principio se muestran reacios a convivir con una chica, pero acaban aceptando ante la insistencia de Schmidt cuando se entera de que todas sus amigas son modelos. Poco después, Entrenador abandona el piso y es sustituido por Winston, un jugador de baloncesto que ha pasado unos años en Letonia y regresa a Estados Unidos definitivamente. A las excentricidades de Jess, que no son pocas, se unen las personalidades de sus nuevos compañeros: Nick es el eterno adolescente pesimista que dejó la carrera de Derecho y desde entonces trabaja en un bar, Schmidt va de playboy aunque en realidad es bastante bobo y Winston es increíblemente competitivo pero le aburre la rutina. Y aunque cuatro son multitud, la mejor amiga de Jess, Cece es casi una más en el loft, ya que además de asesorara a la señorita Day con sus problemas, la repulsa que le provoca Schmidt empieza a cambiar.

Es difícil resumir el desarrollo de una sitcom en un párrafo, ya que los episodios son autoconclusivos, aunque en ocasiones se hacen referencias a acontecimientos pasados, y las tramas suelen girar en torno a la loca de Jess haciendo entrar en razón a alguien, generalmente Nick; es el clásico ejemplo del personaje descerebrado que enseña valiosas lecciones a los demás. Schmidt también tiene grandes momentos en los que se cubre de gloria, en mi opinión es el personaje con más matices de toda la serie, aunque no por eso deja de ser ridículo (y divertido). La primera temporada cuenta con veinticuatro episodios, y mentiría si dijera que todos son absolutamente geniales. El piloto era descacharrante, y los dos siguientes en comparación me parecieron bastante flojos, hasta que con el cuarto episodio me reconcilié por completo con New girl. La serie sufre ciertos altibajos alternando episodios bastante aburridos con otros sencillamente geniales; afortunadamente, éstos son mayoría. Merece la pena darle una oportunidad para conocer a sus dementes personajes y sentirse identificado con ellos. Yo lo hice desde el minuto uno.

Puntuación: 8

1 comentario:

  1. No conocía la serie, si tengo ocasión la veré! Besitos!

    ResponderEliminar