viernes, 26 de octubre de 2012

1602

Imagen de www.universomarvel.com
Título: 1602
Autor: Neil Gaiman (guión), Andy Kubert (dibujo), Richard Isanove (color) y Scott McKowen (portadas)
Año de publicación: 2003-2004
Editorial: Panini Comics

Creo que en más de una reseña de películas basadas en cómics he observado que soy una gran fan de esas adaptaciones, sin haber sentido nunca el menor interés por los cómics originales. Eso ha cambiado, y 1602 tuvo la culpa. Hay dos factores fundamentales en ese rechazo a los cómics estadounidenses: el primero, el estilo de dibujo, pues durante toda mi adolescencia he sido consumidora de manga como única clase de cómic, y hallar dibujantes capaz de atraerme dentro del amplio abanico de los americanos me ha costado (diréis que si el guión es bueno, el dibujo es secundario, y admito que tenéis razón, pero admitámoslo: un cómic es tal porque tiene ilustraciones; si lo único que me interesa es la historia, me leo un libro. Ambos factores son importantes). El segundo factor es el multiverso: cuando buscaba información sobre algún personaje me agobiaba la multitud de líneas argumentales paralelas y relacionadas entre sí. Acostumbrada al manga, que tiene un principio y un fin (más o menos alejado el uno del otro, eso sí), eso de que hubiese tanto que leer del mismo personaje, todo relacionado entre sí pero al mismo tiempo independiente, me resultaba excesivo.

Un buen amigo, que además es un fan acérrimo de Marvel, me hizo esta recomendación: "busca un personaje que te interese, un dibujante que te guste y empieza a leer". Fue él quien me recomendó (y prestó) 1602, la única serie inconclusa de Marvel que me interesaba a priori. Y funcionó: ahora también soy fan, no sólo de la serie en particular, sino del universo Marvel en general. Con DC no lo he intentado todavía, pero todo llegará.

1602 tiene como punto de partida dicho año. Una serie de extraños fenómenos parecen anunciar el fin del mundo, hecho que preocupa a la reina Isabel de Inglaterra. El doctor Extraño, médico personal de la reina y mago en secreto, percibe que hay elementos sobrenaturales detrás de dichos fenómenos. Recibe la misión de vigilar el Tesoro de los Templarios que viene desde Jerusalén, cuya llegada debe ser vigilada por Sir Nicholas Furia, líder de la inteligencia secreta de la reina. Mientras tanto, un navío llamado Virginia Maid atraca en Inglaterra. En él viaja Virginia Dare, la primera persona nacida en América, y su guardián indio Rojhaz, que pronto demuestra ser más de lo que parece a simple vista. De forma paralela, el Alto Inquisidor Enrique trata de aniquilar a los "nacidosbrujos", personas con poderes sobrenaturales, mientras que otro español, el misionero Carlos Javier, trata de ponerlos a salvo de la ira de los humanos corrientes.

Es imposible dar más detalles sin desvelar importantes acontecimientos que se suceden a lo largo de sus páginas o la identidad de algunos de los personajes del Universo Marvel que desfilan por sus páginas mezclados con personajes históricos. Neil Gaiman demuestra que es un novelista creando una historia de gran riqueza y giros argumentales perfectamente imbricados, además de aportar a los personajes ya conocidos aspectos nuevos y adaptados a la versión de los mismos que aparece en el siglo XVII; averiguar quién es quién tiene un encanto especial.

A tan buena historia se suma un dibujo sencillamente espectacular, que respeta el clásico estilo Marvel de personajes fornidos dándoles un acabado suave; los personajes femeninos tienen un aire muy especial y algunas viñetas nos obsequian con planos sencillamente espectaculares. El dibujo del cómic se complementa con las magníficas portadas de los capítulos y del propio volumen, realizadas por Scott McKowen con una técnica que deja apariencia de grabado antiguo.

El éxito de 1602 desembocó en la publicación de tres secuelas: 1602: El nuevo mundo, que se desarrolla poco después de 1602; 1602: Los Cuatro Fantástickos, centrado en las aventuras de Richard Reed, Susan Storm, John Storm y Benjamin Green en Londres; y Spider-Man: 1602, ¿a que no sabéis quién es el protagonista de esta secuela?

1602 me hizo entrar en el mundo Marvel por la puerta grande, y aunque el multiverso todavía me hace escoger con pinzas lo que me voy a leer, ya me he zambullido en la piscina. Por algo se empieza.

Puntuación: 10

2 comentarios:

  1. Por tu reseña me han dado muchas ganas de leerlo... a ver si me hago con ella! Besitos!

    ResponderEliminar